DSC_0243_blog

Hoy hemos probado a elaborar con la thermomix un pan para acompañar en la cena y resultó que estaba tan bueno que lo comimos prácticamente solo: una Focaccia con aceite al romero. La suavidad de la masa mientras reposaba ya adelantaba que la experiencia iba a ser placentera y no nos equivocamos.

Ingredientes: Harina de trigo; levadura de panadería; agua; aceite de oliva virgen extra; romero; azúcar y sal.

Os cuento el paso a paso:

  • Lo primero que hicimos fue aromatizar al aceite de oliva virgen extra con un ajo pelado y el romero picado. Reservamos.
  • En el vaso batidor de la thermomix echamos medio kilo de harina de trigo, 25 gramos de levadura fresca, 100 de aceite de oliva y 250 de agua (mejor tibia).

Programación: 2 minutos y medio a velocidad espiga

  • Dejamos reposar la masa dentro de la thermomix durante una hora aproximadamente. Prácticamente dobla su tamaño.
  • Pasado este tiempo la sacamos y la amasamos en la encimera. Pasados unos minutos volvemos a dejarla reposar otra hora.
  • Extendemos la masa sobre una bandeja de horno (acordaros de poner papel para que no se pegue). Marcamos los dedos sobre la masa y pintamos con el aceite aromatizado. Es el momento de añadir la sal.
  • Precalentamos y la metemos durante 45 minutos aprox. a 180 grados.

Se puede comer tanto fría como caliente. Os recomiendo de esta última forma porque no dejareis ni las migas… ¡Buen provecho!