RSS

De casas sin soles ni estrellas

24 nov

No tiene estrellas ni soles, ni manteles de tela, ni siquiera una renovada vajilla… pero algo de atractivo tendrá cuando lleva más de 50 años dando de comer a quien entra en su casa. Si pasas por su puerta no te llama a entrar pero una vez que te sientas a su mesa todo cambia.

Os hablo del restaurante ‘Casa Durán’, en Pontevedra ciudad. Una casa de comidas que subsiste pasando de generación en generación. Ahora está al mando Manolo, tipo entrañable que con su carisma particular, ofrece buen producto de la tierra gallega o como le gusta decir ‘del país‘.

Tengo la manía de acercarme cada mañana –las pocas que tengo libres- por la Plaza de Abastos de Pontevedra. Allí a primera hora siempre está Manolo: “Voy a ver si pesco algo”, son sus palabras. Y siempre pesca. El restaurante ofrece, sobre todo, pescados y marisco aunque no descuida las carnes con algunos destacables platos como callos con garbanzos (o viceversa), estofados o chuletas de ternera gallega.

Algunos ejemplos de lo que puedes tomar en el menú del día (de lunes a viernes por 8,50 euros) son unos ‘gordos’ mejillones, chipirones y calamares, merluza –plancha o a la gallega- o algún otro pescado del día.

Mi última visita a ‘Durán’ fue en fin de semana por lo que dejamos el menú para comer a carta (nos salió por 70 euros, cuatro personas). Abrimos la comida con algo de marisco. Había cigalas –las descartamos ya que estaban pasando en la plaza a 30 euros-, mejillones, almejas a la marinera –están de sobresaliente- o nécoras. Nosotros pedimos Berberechos. Me sorprendió su espectacular sabor pero sobre todo su buen tamaño.

Seguimos con unas Navajas a la plancha. Bien limpias de todo tipo de arenas, estaban en su punto perfecto. Pedimos un clásico en el apartado de vinos: Ribeiro Viña Costeira DO Rias Baixas. Cayeron dos botellas.

En el apartado de pescados me decanté por un Abadejo a la gallega. La carne estaba en su punto, perfecto de sal y con una salsa para mojar pan y pan. Vino acompañada de patatas cocidas.

También pude probar un sabroso rodaballo a la plancha que pidió uno de los acompañantes.

Siempre que visitó a Durán me gusta cerrar la comida con el mismo postre: empanada de manzana. Esta buenísima. El hojaldre bien crujiente y el relleno de manzana no demasiado dulzón.

Un café solo y unos chupitos de licor café pusieron el broche a una comida excelente en uno de estos restaurantes que a veces dejamos de un lado: las casas de comida o xantar.

Restaurante: Casa Duran

Dirección: Virgen del Camino, 15 Pontevedra

Contacto: 986.855.659

Nota: 7,50 / 10

  • Puedes seguir nuestras aventuras gastronómicas en Twitter: @JuanWes
About these ads
 

Etiquetas: , , , , , ,

Una respuesta a “De casas sin soles ni estrellas

  1. chus

    diciembre 13, 2011 at 8:09 pm

    como vives juanin me he enterado q te ha cojido una gallegina y q el año q viene pasas por el altar esperamos q todo te salga muy bien,besinos de esta familia asturiana

     

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
%d personas les gusta esto: