Me habian hablado bastante de este restaurante así que una cena con unos familiares fue la escusa perfecta para acercame al Asador Ria Mar. Se trata de una churrasqueria situada en la zona de Las Corbaceiras en Pontevedra. Destaca por un buen dominio de las brasas: siendo las carnes su punto fuerte. Así que con sed carnívora nos sentamos a su mesa para probarla.

Antes de meterme con la comida voy a comentar dos detalles que el local debería corregir: al pedir el vino -se lo dejamos bien claro al camarero incluso señalándolo en la carta- nos trajo otro, de la misma bodega pero de superior categoría. Al final nos lo quedamos pero si te piden una cosa, no intentes colarle el más caro…

Otro detalle fue en el aperitivo: eramos conscientes que las carnes nos dejarían bien llenos, así que solicitamos media ración para entretenernos y apareció en la mesa una completa. Lo notamos al recibir la cuenta. Dicho esto, seguimos.

‘Ria Mar’ tiene una carta bastante corta aunque las propuestas son apetecibles. En el apartado de aperitivos destacan unos langostinos plancha, ensalada templada de pulpo o unos esparragos ‘cojonudos’ en vinagreta de alcaparras. Nosotros pedimos una tabla de embutidos de León: cecina, jamón, chorizo y salchichón cular y queso curado de oveja de Zamora.

La picanha (28,50 euros), a la que acompañan de alubias negras y arroz, es uno de los platos fuertes del restaurante. La picanha es el nombre que recibe el corte de la ‘tapa de cuadril’, en la parte alta-trasera, de una ternera. Es sabrosísima tanto al horno como a la parrilla. En nuestra próxima visita caerá una.

Tampoco desmerecen el chuletón de buey -vaca vieja- (36 euros para dos), la chuleta de ternera gallega (12) o el pollo a la brasa (10). Nosotros decidimos no cambiar de planes y no lanzamos por churrasco para compartir y unas raciones de chorizo criollo a la parrilla.

Primero llegó uno de carne de ternera (9,50 euros). Viene acompañado de patatas fritas y pimientos de Padrón. La carne la pedimos poco pasada y llegó en su momento justo. Tierna y sabrosa. Un acierto.

Seguimos con el churrasco de cerdo (7 euros). Correcto. Ración abundante y saboroso. Acompañado de un vino tinto Rioja Carlos Serres Crianza 2007 no dejamos nada.  Ahora que hablamos del vino os comento que ‘Rio Mar’ tiene unos cuantos caldos destacables: Valduero Crianza (22,50 euros/botella), Abadía Retuerta Selección Especial (27,50) o Magnun Semele (28), entre otros.

Cerramos la cena con unos cafés con hielo. No hubo sitio para el postre aunque por lo que pudimos ojear en la carta cuentan con queso con membrillo (3,50 euros) o tartas de queso (tanto al horno como semifría).

‘Ria Mar’ es una buena alternativa para degustar churrasco en Pontevedra. Su pequeña pero sabrosa cocina le permite ser una opción para una noche que apetezca parrilla pero deberá pulir detalles de servicio para no caer en el olvido.

Restaurante: Ria Mar

Dirección: Puente Nuevo, 31 Bajo (Pontevedra)

Nota: 5,50 / 10

Anuncios