En mi primer descanso largo del año he aprovechado para escaparme unos días a Asturias, en concreto a Avilés, mi tierra natal. Entre culines de sidra y buena conversación dimos la bienvenida a la primavera. Durante estos días tuve la oportunidad de probar diferentes propuestas gastronómicas por el Principado que os iré contando.

Hoy os voy a hablar de uno de esos restaurantes que deberían ser parada obligatoria para todo buen gastrónomo. Un lugar sencillo, trabajado y acogedor. El restaurante Jose’s elabora una cocina excepcional, tradicional, la del puchero y el cariño entre fogones, vestida con un toque vanguardista sin caer en los extremos minimalistas.

Jose Antonio y Geli, patrones del restaurante, intentan que sus clientes se sienten como en su propia casa mientras dura la comida. Jose’s lleva desde 1987 siendo una de las grandes referencias de la cocina asturiana.

En nuestra visita a Jose’s decidimos compartir unos entrantes y centrarnos como plato principal en uno de los puntos fuertes del restaurante: el pescado. Las carnes tampoco desmerecen: Carré de cabrito al horno con compota de manzana y vino de Cangas, escalopines o solomillo (al Oporto, con queso Cabrales o La Peral), ciervo guisado con patatinas, entre otros. También destacan las sartenes como la de huevos, patatas, virutas de Longaniza de Avilés y queso Los Beyos.

Para abrir boca pedimos unos langostinos con pixin (rape) en ensalada. A Jose le gusta satisfacer a sus clientes así que no es raro que algún que otro aperitivo llegue a la mesa por cortesía de la casa.

Un crujiente cono crujiente relleno de gambas y verduras pochadas fue buen acompañamiento a los primeros tragos de un vino blanco Terras Gauda DO Alvariño.

Seguimos con una anchoa artesana del cantábrico con picatostes.

Sabrosísima estaba un souflé del Gorfolí, hecho con este queso de la zona Taborneda, en Illas, uno de los buenos quesos que tiene Asturias. Como dato os comento que en tierras astures hay nada más y nada menos que 42 denominaciones de origen de quesos artesanos, y tres de ellos (Cabrales, Gamonedo y Afuega el Pitu) con certificado europeo.

También probamos una ensalada templada de pulpo. Tierno y con una salsa bien ligada.

Otro de los entrantes que más me gustó fue una patatina rellena de chorizo. Un plato que me trasladó a las comidas dominicales en casa de mis abuelos en El Parche de Avilés rodeado de una larga familia.

Escogí, y acerté, como plato principal un virrey a la espalda. Presentado en mesa limpio de espinas y acompañado de patatas cocidas. El virrey es un pescado típico de Asturias, que se pesca en el Cantábrico, especialmente en el litoral asturiano, con una carne muy agradable de comer. No confundir con la palometa roja, que teniendo parecido razonable no son el mismo pescado.

Mis acompañantes se decantaron por el bacalao. Pude probarlo al estilo de la abuela, con una suave salsa de verduras…

Y a la brasa, en su punto de sal, las lascas se desprendían solas.

Aún hubo hueco para el postre. Escogí un postre que ejemplifica el cambio que está viviendo en los últimos años Avilés gracias al Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer: el Niemeyer de turrón. Fantástico.

Tuvo tiempo también de degustar otro clásico de la repostería asturiana: la leche frita.

En Asturias hay restaurantes con más nombre, con más marketing pero el trato familiar y una cocina sublime otorgan a Jose’s una categoría especial. Es más desde que he inaugurado ‘La Barriga del Glotón’ es el restaurante con la calificación más alta. Lo mejor que podéis hacer es ir y disfrutar.

Restaurante: Jose’s

Dirección: Ramón y Cajal, 9 (El Carbayedo) Avilés

Contacto: 985.545.122

Nota:9,5 / 10