El bacalao es uno de los platos con denominación de origen en Portugal. Recomendado por mi familia política cruzamos la frontera para probarlo en Ponte de Lima, pequeño pueblo portugués que baña el río que da nombre a la ciudad.

En Antepaço –al otro lado del puente- se encuentra ‘A Carvalheira’, uno de los mejores restaurantes que puedes encontrar en el norte de Portugal. Una maravillosa arboleda nos da la bienvenida a este caserón de piedra que está presidido por un enorme roble (carballo en gallego).

El restaurante cuenta con un comedor muy acogedor con mesas bien vestidas y un servicio muy atento. Mientras esperas turno –es aconsejable reservar o ir sin prisa- puedes entretenerte leyendo los innumerables recortes de prensa y recomendaciones que cuelgan de sus paredes.

Mientras estudiábamos la carta, dimos los primeros pellizcos a un espectacular pan de broa, de miga apretada y húmeda, uno de los mejores secretos del norte portugués y sur gallego.

Escogimos un vino Däo Casa de Santar 2006 como maridaje para nuestra comida al que dimos los primeros tragos como acompañamiento de unos ‘cogumellos’ (champiñones) con jamón.

‘A Carvalleira’ presenta el bacalao en diversas formas: desmigado con aceitunas verdes y negras con broa tostada; en ‘sonhos’ (sabrosos buñuelos); a la cazuela con tomate, en suave salsa de nata…

Nosotros decidimos compartir tres platos principales para poder probar algunas de las especialidades de la casa. Primero un bacalao a la brasa, presentado con su cebolla y verduras al dente (coliflor, pimiento rojo, repollo) y patatas torneadas al horno. En su punto de sal, se laminaba a la perfección.

Seguimos con un codillo al horno, también presentado con verduras al dente y patatas horneadas. La carne estaba jugosísima con una crujiente piel.

El tercer plato fue otra carne consistente: cabrito asado. Al igual que el codillo la carne era ‘mantequilla’. Trozo a trozo y trago a trago dimos buena cuenta de ello.

Ya con ‘La barriga del glotón’ llena tomamos un fresco y digestivo sorberte de limón (con unas gotas de vodka) como postre. Buen consejo tras almorzar es bajar la comida dando un paseo entre castaños por los alrededores del restaurante.

El precio de esta comida –éramos cinco personas- con vino ronda los 100 euros. ‘A Carvalheira’ está en cabeza en la lista de los cien mejores restaurantes lusos. Más que merecido.

Restaurante: A Carvalheira
Dirección: Antepaço – Arcozelo 4990-231 Ponte de Lima (Portugal)
Contacto: 258742316
Nota:9/10