Comenzamos nuevo año y con él una nueva temporada en ‘La Barriga del Glotón’. He aprovechado el último día del año para echar un vistazo a antiguos post. Viajes, comidas familiares, reuniones de Tapas&Blogs… recuerdos y más recuerdos.

Por primera vez voy a elaborar mi lista del año, son sitios donde espero repetir una pronta visita. He escogido lugares donde merece la pena detenerse y disfrutar. Para elaborar la lista me he basado en la calidad del producto, su relación calidad-precio y su servicio. Analizando todos estos factores éstos son mis seis elegidos.

La Tenada (Illas, Asturias)

Un menú de mediodía que no varía: 8 platos que repasan la gastronomía asturiana. Poté de berzas, huevos con picadillo, ternera guisada, queso de La Peral… Parada obligatoria si estás por Avilés o alrededores.

El Ancla (Pontevedra)

Para comer marisco a un precio más que asequible en Galicia. Por 25 euros (precio cerrado) puedes degustar una mariscada (camarones, cigalas, centolla, percebes…), un pescado y un postre. Incluyendo vino y chupitos.

Mesón Marcelino (Burgo de Osma, Soria)

Un lugar para disfrutar del cerdo. Magnífico menú degustación con sopa castellana, escabeches, cochinillo… en un entorno muy acogedor. Merece la pena perderse por las calles del Burgo, y tras tomar un buen vino, sentarse a la mesa de ‘Marcelino’.

El Quinto Vino (Madrid)

Si te gusta el vino, éste es tu sitio. Si te gusta el cocido madrileño, éste es tu sitio. Y si te gustan, las croquetas ‘de la abuela’, éste es tu sitio. No hay mejor plan para un miércoles que acercarse al mediodía para degustar su cocido en dos vuelcos. Las croquetas (las realiza cada mañana Doña Esperanza) son de las mejores de la capital.

La Gabinoteca (Madrid)

Pinchos de autor para una cena informal. Propuestas trabajadas como la tortilla deconstruida y otras clásicas, como el bocata de chipirones, que son el acompañante perfecto para unas cañas. No realiza reserva, así que si pasas por el local y tienes mesa no lo dudes. No te arrepentirás.

Casa Carlos (Oropesa del Mar, Castellón)

Si a una sabrosísima cocina con las mejores materias primas de la zona se une un servicio ejemplar el resultado es una cena para el recuerdo. Carlos realiza,a orillas del puerto deportivo, unos arroces de primera. No te pierdas el marisco (langostinos de Vinaros, mejillones, navajas…). Un local que nunca falla.