Hay pocos lugares en Pontevedra tan marcados por su negro pasado como el Pazo de Baion. Propiedad durante años de Laureano Oubiña -uno de los tres grandes narcos gallegos junto a Sito Miñanco y Los Charlines-, Bodegas Condes de Albarei ha reescrito la historia convirtiendo el lugar en referencia de la uva alvariña.

Se dice que un Pazo no es tal sino tiene palomar, hórreo y capilla. Baión, ubicado en la localidad de Fontán, en el municipio de Vilanova de Arousa (Pontevedra), conserva los dos primeros ya que la capilla desapareció durante la expropiación de la finca. Después de ser arrebatado a Oubiña, el Pazo pasó por diferentes manos en renta (entre ellas Freixenet) pero la apuesta de Condes de Albarei le sirvió para en julio de 2008 hacerse con la totalidad de la propiedad en subasta.

Para aquel entonces Condes de Albarei ya se había convertido en uno de los vinos blancos gallegos más importantes del sector. Pero le faltaba algo más. Un vino referencia, propio, imposible de imitar. Y Baión le dio la oportunidad.

El Pazo cuenta con una treintena de hectáreas de viñedo, con una localidad geográfica inmejorable y está rodeado de árboles frutales autóctonos que otorgan un sabor peculiar al caldo. Pazo de Baion 2009 fue la primera botella que salió íntegramente de la finca.

En estos días de septiembre, mes de vendimia, Condes de Albarei da un paso más inaugurando la Bodega del Pazo. Así la uva de Baión, desde su crecimiento hasta su embotellamiento, no saldrá de la finca. En su primera vendimida en 2009 se lograron en la bodega de Castrelo (Pontevedra) unas 50.000 botellas de Baión. Las previsiones para 2010, ya en su nuevo hogar, son mucho mayores.

El proyecto es muy ambicioso y cuenta con un maestro de lujo: el arquitecto español César Portela. Cada rincón del Pazo se está convirtiendo en lugar de culto y adoración al vino. El viejo palomar -donde se dice que Oubiña contaba los billetes- será reformado como espacio de cata y degustación. El Pazo albergará además habitaciones tras la reciente aprobación de la Xunta, junto con biblioteca, tienda, exposiciones, sala de conferencias… en definitiva una apuesta a carta ganadora por el turismo enológico.

Además de con Pazo de Baión, Condes de Albarei cuenta otros vinos de excelente calidad en el mercado pero de características bien diferenciadas: Condes de Albarei (el emblema de la casa con una plena apuesta por la fruta), Carballo Galego (fermentado y envejecido en barrica de roble gallego) y Enxebre (elaborado con las uvas de las cepas más antiguas de forma tradicional).