Por la buena materia prima de su producto, la excelente relación calidad-precio y el trato hogareño, las casas de comida se mantiene como uno de los focos importantes de la gastronomía madrileña.

Por recomendación del periodista y gastrónomo José Ribagorda, visitamos ‘El Quinto Vino’, una castiza taberna donde trabajan las raciones, una no muy larga carta de especialidades y los buenos vinos.

‘El Quinto Vino’ se inauguró en 1995 bajo el mando de Luis Roldán. Es un local donde se viene a comer platos clásicos (tortilla de patatas con callos, cebollas rellenas, rabo de toro…) y a beber vinos de todas la denominaciones de origen. Roldán tiene en el propio local una coqueta bodega donde cuida desde los caldos más nuevos a los grandes reservas. En ‘El Quinto Vino’ hay espacio para todos.

Una de las señas de identidad de su cocina son las croquetas. Las realiza Doña Esperanza, una señora que cada mañana, con el mimo que dan los años, vende a la taberna su masa.

Como no podía ser de otra manera comenzamos nuestra comida probándolas. Son croquetas de tamaño medio, de textura melosa y rellenas de jamón. Están fritas en su punto. Realmente son de las mejores que puedes encontrar en Madrid.

Visitamos ‘El Quinto Vino’ un miércoles al mediodía, el día del Cocido. En el menú hay otras alternativas por si no nos decantamos por el gran plato madrileño.

Tras inaugurar el menú con unas guindillas y un vino tinto D.O. Madrid, llega a la mesa una sopa del cocido aromatizada con hojas de hierbabuena. Bien de sabor aunque quizás con excesivo predominio de la especie.

El resto del cocido se presenta en un plato conjunto: garbanzos, patata, zanahoria, repollo, ternera, pollo, morcilla, tocino y chorizo. Excelente de sabor y, sobre todo, de cocción. Es un cocido que no tiene nada que envidiar a los mejores de la capital.

Los postres también son todos ellos caseros. Nos decantamos por un tiramisú. Jugoso y fresco. Perfecta previa a un buen café.

La orquilla de precios que maneja ‘El Quinto Vino’ es muy competente. El menú de mediodía sale por 11 euros con vino, postre y café. Las croquetas de Esperanza a 1,40 euros por unidad. Es un restaurante para tener siempre presente.

Restaurante: El Quinto Vino

Dirección: Calle de Hernani, 48 (Madrid)

Contacto: 915 53 66 00

Nota: 8/10