Por unas horas es como trasladarse al Principado en cuerpo y alma. El restaurante ‘La Venta del Oso‘ es merecedor por derecho propio de la etiqueta de mejor cocina asturiana de Madrid. La combinación de la calidad de sus materias primas y el amable trato del personal convierten una simple comida en un recuerdo entrañable.

Este templo de la gastronomía está situado en la vía de servicio de La Moraleja (Sanchinarro). En sus tiempos albergó el antiguo ‘Club del Vino español’ y posteriormente ‘La Venta del Gato’. Ya en 1995 se transformó en ‘El Oso’.

El local está rodeado de jardines y zonas verdes que dan un aire puro y limpio al ritual gastronómico. En las calurosas noches de verano de la capital cenar en la terraza exterior es un soplo de frescura.

Salmantina de nacimiento y asturiana de corazón, María de Lorenzo dirige ‘El Oso’ con suma maestría. Cuida desde la perfecta decoración del local al punto mantecoso de las fabes, pasando por el cultivo de las legumbres. Y esto se nota en el plato.

Si de algo puede presumir ‘El Oso’ es de su materia prima. Puedes organizar una comida de negocios, una reunión familiar o una cena romántica, el éxito siempre está asegurado.

De su carta, y como bandera de la gastronomía astur, hay que destacar la Fabada asturiana. Las fabes son de cosecha propia procedentes de una de sus fincas en Asturias cercanas a la conocida como Senda del Oso. El compango que la acompaña también es casero.

Una buena manera de comenzar este viaje gastronómico es con unas Alcachofas de Navarra con jamón (15 euros) y un Asadillo de pimientos templados (12 euros). Un placer para los sentidos con recuerdos al campo en cada bocado.

Mención aparte merecen las Anchoas artesanas con guacamole (24 euros). El boquerón  se envasa especialmente para ‘El Oso’ en salazón. Uno vez en el restaurante se trabaja uno a uno, limpiandol su lomo y aromatizándolo con un aceite de Maimona extra (aceituna morisca).

También hay que destacar los quesos asturianos. Se presentan en un carro -durante el invierno- donde puedes escoger entre los mejores: Vidiago, Peñamellera, Ahumado de Pria, Afuegal Pitu rojo, La Peral o Cabrales son algunos ejemplos. Un surtido de estos quesos sale por unos 20 euros.

Dentro de los primeros platos no podemos dejar de nombrar el Bogavante entero con vinagreta (30 euros). Una delicia a la que se rinden los paladares más rigurosos.

El plato estrella de ‘El Oso’ es el Pixín (rape) de barriga negra. Procede de Avilés y se presenta a la espalda con ajo y guindilla. La pieza suele rondar el kilo pasado y su precio en carta es de 39,60 euros.

Entre las carnes destacar el Chuletón (49 euros) o los escalopines con salsa de queso (18 euros). La carta siempre ofrece el plato de la temporada así podemos degustar elaboraciones con caza, setas (imprescindibles las colmenillas con trufa), el bonito en sus multiples formas o los platos de cuchara como los garbanzos de Fuentesauco con bacalao y espinacas o las alubias pintas de La Bañeza con chorizo y costilla.

Los postres son caseros y se pueden acompañar de vinos dulces y del cafe arábica 100% natural.  La tarta de queso fresco y cuajada se deja notar. Aunque como buen restaurante asturiano no falta el arroz con leche.

‘La Venta del Oso’ se ha ganado con trabajo, esfuerzo y cariño en la elaboración de la gastronomía astur con la etiqueta de la auténtica Embajada de Asturias en Madrid.

Restaurante: La Venta del Oso

Dirección: Avenida de Burgos 214 -vía de servicio La Moraleja- (Madrid)

Contacto: 917 666 060

Nota: 9/10